Dr. Daniel Ríos sobre resultados del Simce: “se mantiene el problema estructural que es la inequidad respecto a los procesos y resultados educativos”

Posted in Noticias Magister

Dr. Daniel Ríos SImce

  • El académico del Departamento de Educación y director del Magíster en Educación, mención Currículum y Evaluación analizó las cifras de la última medición y aseguró que existen variables internas y externas que pudieron tener incidencia en el rendimiento de los y las estudiantes que tomaron la prueba.

Por César Calquín

Hace unos días se publicaron los resultados de la última rendición del Simce en estudiantes de octavo básico, en 2019, la cual no arrojó mayores modificaciones respecto a la medición del año 2014, sobre todo en Matemáticas y en Lenguaje, pero si mostró variaciones en Historia, Geografía y Ciencias Sociales, cayendo en un importante número.

La medición, indicó que los índices variaron desde 261 puntos a 250, respecto a la medición anterior.

Sin embargo, estos resultados no son una sorpresa para el académico del Departamento de Educación, Dr. Daniel Ríos, quien aseguró que mientras no se solucione el problema estructural en la educación, estos resultados se volverán a repetir.

“Los resultados del Simce muestran una vez más la brecha de aprendizaje entre los estudiantes que asisten a los colegios financiados por el Estado, municipales, de aquellos que asisten a colegios privados. Es una noticia que se ve todos los años. La verdad es que no es ninguna novedad, porque se mantiene el problema estructural que es la inequidad respecto a los procesos y resultados educativos, producto de las diferencias sociales, económicas, culturales que existen en nuestro país”.

Para el experto, hay que considerar que existen variables internas y externas que pueden incidir en los resultados.

“Los aprendizajes tienen variables internas en las escuelas y variables externas, todos sabemos que estos resultados están mediados fuertemente por el nivel socioeconómico de los padres, que condiciona fuertemente los resultados educativos, porque probablemente el nivel socioeconómico se relaciona con el capital cultural que tiene cada uno de los padres y el nivel de escolaridad que se presenta tan diferenciadamente entre los sectores más vulnerables y aquellos que tienen más recursos. Esas son variables externas que están bastante estudiadas”.

Análisis de factores que influyen en los resultados

El investigador sostuvo que para realizar un análisis más concreto de los resultados de esta medición se deberían centrar en las variables internas de cada establecimiento educativo y en particular en lo que ocurre en la sala de clases.

“Ahí habría que ver una posible explicación; puede estar dado por la cobertura curricular, que probablemente es heterogénea, se pasa toda la materia en los colegios privados versus los colegios públicos, donde pueden tener dificultades de cobertura curricular por distintos motivos”.

En esa misma línea y revisando los resultados que mostraron una disminución en Historia, Geografía y Ciencias Sociales, el académico dijo que “puede ser el tipo de didáctica, la metodología que usan los profesores de Historia para promover el aprendizaje, los recursos con que cuenta, el tiempo puede ser un factor importante, porque al pasar a ser optativo tienen menos tiempo para ver temas que son bastante extensos. Puede ser una causa probable”.

Por otra parte, dijo que es posible que factores externos hayan incidido en los resultados de la medición de Historia: “Por ejemplo, tengo entendido que la prueba de historia se hizo después de la de Lenguaje, quizás hay un agotamiento de los estudiantes, falta de concentración, de atención es probable que sea factor”,

Otra de las causas que visualiza el Dr. Ríos en los resultados arrojados por el Simce es que probablemente hay poca evaluación de procesos, poca evaluación formativa, con vista a la retroalimentación, es decir, los profesores no están haciendo un monitoreo del proceso de enseñanza de aprendizaje para detectar el cumplimiento de los aprendizajes de los estudiantes.

“Yo creo que los profesores desconocen la marcha del proceso y por lo tanto no saben qué están aprendiendo los estudiantes, cuáles son los factores que condicionan su aprendizaje en términos positivos y negativos, es decir, facilitadores y obstaculizadores. Ellos no tienen datos, evidencias de lo que está ocurriendo respecto a los aprendizajes de los estudiantes mientras están implementando los procesos de enseñanza”, dijo el experto.

Por lo tanto, el Dr. Ríos sostiene que una de las formas de remediar esta situación es que los profesores debieran hacerse cargo, conocer y aplicar el decreto 67 de evaluación, que entró en vigencia en marzo de este año.

“Ahí se potencia fuertemente el monitoreo del aprendizaje basado en la evaluación de procesos, evaluación formativa y evaluación con vista a la retroalimentación. Ahí hay un tema importante que pueden explicar estos procesos”, señaló el académico

Para finalizar, el experto prefiere quedarse con los factores que están dentro de la sala de clases, donde el profesor es el responsable.

“También esa falta de monitoreo que se puede observar, probablemente, en el comportamiento docente, exista también de parte de los directivos respecto del aprendizaje de los estudiantes, por lo tanto, habría que generar una responsabilidad en los y las directoras o directivos superiores, porque probamente no hay un seguimiento curricular que dé cuenta de los distintos grados de aprendizaje de los estudiantes y generar todas las acciones remediales que permitan que los estudiantes puedan aprender a la luz de los objetivos que están previstos en cada uno de los programas que los estudiantes realizan”.