• Académicas y académicos del Departamento de Educación
  • Pedagogía en Educación General Básica
  • Magíster Mención en Currículum y Evaluación
  • Magíster Mención Gestión y Liderazgo Educacional
  • Programa de Formación de Profesores para la Enseñanza Técnico Profesional

Dra. Constanza Herrera expuso en importante encuentro internacional sobre habilidades emocionales

Constanza Herrera UDD

  • En la cita, que se desarrolló vía Zoom, abordó diversos aspectos de la educación socioemocional y formó parte de una serie de encuentros organizados por la Facultad de Psicología de la Universidad del Desarrollo.

Por César Calquín

A principios de octubre, la académica del Departamento de Educación y Coordinadora General de Prácticas profesionales, expuso en el simposio Cómo se Generan las Condiciones para poder Desarrollar HSE en Distintos Niveles, en el marco del Primer Encuentro Internacional de Habilidades Socioemocionales: El Desarrollo y la Valoración en un Mundo Hiperconectado, organizado por dicha Casa de Estudios, ante una audiencia de más de 500 personas.

Emociones sociales

La presentación de la Dra. Herrera se tituló “Las Emociones en la Escuela para el Profesorado: Tensiones de una Política Encarnada” y se basó en algunas reflexiones que se han ido construyendo tanto desde los profesores y profesoras, inmersos en el sistema educativo, como en una serie de estudios que se están desarrollando en Chile y en el extranjero, en torno a las emociones en la escuela.

La experta hizo hincapié en que la presentación se basaría en las emociones más que de las habilidades socioemocionales, porque, considera, que es imposible pensar las emociones sino es desde esa dimensión social, ya que para la académica las emociones son sociales por naturaleza.

“Desde mi punto de vista las emociones no pueden reducirse solo a las habilidades, es necesario que las comprendamos como parte de lo que los seres humanos somos, desde la experiencia, de nuestro habitar en el mundo”, dijo la experta.

Para comenzar expuso algunos testimonios del Conversatorio Cuidado Emocional y Aprendizaje en Pandemia”, realizado hace algunos meses por el Departamento de Educación. Estos testimonios dan cuenta de las dificultades que han tenido que enfrentar las y los profesores en estos tiempos de pandemia, sobre todo con la educación a distancia y la importancia de impartir educación emocional, entendiendo lo que significa el concepto educar.

Luego, se refirió a la importancia de considerar una nueva gestión pública en las políticas educativas chilenas, bajo la consigna ¿cómo hacemos/abordamos las emociones en la escuela?: “Es necesario que podamos hacer la reflexión acerca del sentido de la política pública que se ha implementado en las escuelas y también el efecto que ha tenido sobre la comunidad educativa”, señaló la Dra. Herrera.

Asimismo, sostuvo que existe una línea de investigación en el campo de la política educativa, que ha abordado la nueva gestión pública, que intenta describir cuál es la lógica que hay detrás de la política educativa que se ha instalado en el mundo. Esta nueva política tiene ciertas características, que se da de distintas formas en varios países, pero que comparte algunos elementos fundamentales, estos son:

Autonomía escolar, rendición de cuentas, gestión basadas en resultados y libertad de elección escolar. Además, el Estado en lugar de proveer servicios públicos de manera directa, asume un rol regulador, evaluador y distribuidor de incentivos a proveedores autónomos.

Por otra parte, la legitimación externa a partir de las organizaciones internacionales y la deslegitimación de la profesión docente y del rol del profesorado en la democratización de la educación y el conocimiento (técnico, conocimiento limitado y poco innovador).

Emociones en las escuelas

Para la psicóloga, es importante plantear qué emociones predominan en la escuela y señaló los elementos que componen la evaluación de los resultados educativos de la Agencia de Calidad de la Educación. Entre ellos, la experta indicó que en el contexto escolar se observa la autoestima académica y la motivación escolar, además de la participación y formación ciudadana. También influye el clima de convivencia escolar, los hábitos de la vida saludable y la equidad de género en aprendizajes.

Mientras que los resultados académicos indican que se observa una distribución por niveles de aprendizaje, el puntaje y el progreso en el Simce y, por último, otros resultados educativos analizados, señalan el factor de la asistencia escolar, la retención escolar y las tasas de titulación Técnico Profesional.

“Lo que pasa en las escuelas hoy es que sigue habiendo un predominio de determinadas emociones por sobre otras, en una especie de jerarquización de las emociones, es decir, aquellas emociones de carácter masculino suelen ser más valoradas y relevantes y aquellas de carácter femenino son menos valoradas. En la escuela suele valorarse la competencia, la racionalidad, la mente por sobre la cooperación la emocionalidad y el cuerpo y eso tiene que ver en cómo estamos evaluando la escuela”, dijo.

Para finalizar la experta invitó a las y los asistentes a reflexionar sobre buscar y encontrar nuevos espacios para al autocuidado.

“Si queremos habitar nuevos territorios emocionales en la escuela, necesariamente tenemos que preguntarnos si no será que precisamos abrir nuevos espacios a los cuerpos para encontrarse, para reconocerse, para cuidarse, distintos a los que tradicionalmente hemos estado evaluando, desarrollando y poniendo el foco en los establecimientos educativos”, concluyó la Dra. Herrera.

Fuente: Constanza Herrera.
Cobertura: César Calquín.
Redacción: César Calquín.
Edición: Camila Vásquez.
Foto: Pantallazo Seminario.