• Académicas y académicos del Departamento de Educación
  • Pedagogía en Educación General Básica
  • Magíster Mención en Currículum y Evaluación
  • Magíster Mención Gestión y Liderazgo Educacional
  • Programa de Formación de Profesores para la Enseñanza Técnico Profesional

Dr. Daniel Ríos expone en charla sobre evaluación en la Universidad de Chile

WhatsApp Image 2020 08 21 at 10.04.05 AM

  • El académico del Departamento de Educación y especialista en currículum y evaluación, participó en el encuentro online que tuvo por objetivo mejorar la evaluación y la docencia remota en el contexto de pandemia, teniendo en cuenta que este segundo semestre también se realizará a distancia.

Te puede interesar: Dr. Daniel Ríos expuso sobre evaluación para la Asociación Chilena de Municipalidades

Por Camila Vásquez 

“Evaluación de Aprendizajes en Contexto de Docencia Remota” fue el título de la exposición del académico de nuestra unidad y director del Magíster en Educación Mención Currículum y Evaluación, Dr. Daniel Ríos, quien destacó la relevancia de discutir criterios para solucionar los temas que demanda la evaluación en el contexto de pandemia.

“Hablaremos de evaluación para el aprendizaje más que evaluación del aprendizaje, porque cuando decimos para el aprendizaje es porque colocamos el foco en la evaluación de procesos, en la evaluación formativa, en la retroalimentación oportuna de los aprendizajes de los estudiantes y, por lo tanto, la evaluación aparece con una connotación formativa y educativa de manera permanente, para que solo al final del proceso podamos hablar de evaluación del aprendizaje, que más bien tiene que ver con la posibilidad de certificar los logros que los estudiantes en el marco de resultados de aprendizaje previstos en los programas de estudio”, dijo.

Para el especialista, el éxito de una metodología de enseñanza, la que sea usada, estará circunscrita a la posibilidad de tener una buena evaluación, que debería tener 3 grandes focos: identificar los errores, comprender causas y errores y tomar decisiones.

“Este semestre hemos tenido que actuar planificado, pero con muchas incertezas, de ensayo y error. Diferencias entre los presencial y remoto. Y un concepto que se ha instalado en las universidades es la priorización del currículum, porque hemos tenido que transitar de un programa completo en el aula presencial a una virtualización del programa a partir de la selección de enseñanza aprendizaje”, aseguró.

Y agregó: “Es un concepto clave para el segundo semestre, porque se debe priorizar objetivos esenciales, aprendizajes significativos, incluso integradores. Habilidades que pueden ser parte de una formación delimitada por el perfil de egreso de estudiantes”.

Dificultades de las clases online

El Dr. Ríos planteó en su exposición las principales dificultades de la docencia remota desde la opinión de los estudiantes, quienes reportan una serie de situaciones, las que categorizaron como tecnológicas, ambiente casa, docentes, estudiantes y clima de aula, así como sobre la formación de los docentes, como el uso de tecnológicas, las metodologías, la Interacción y la evaluación.

“Las consideraciones que tenemos que tener para la evaluación en lo virtual para el momento sincrónico y asincrónico y cuáles son los instrumentos más pertinentes, tiene que ver con los resultados de aprendizaje que están previstos en los programas de estudios”, dijo.

Y añadió: “De qué dependerá usar un instrumento u otro, del resultado de aprendizaje. Y eso está establecido en los programas de estudio. Cuando tenemos definido el tipo aprendizaje, los alumnos y alumnas deben elaborar o construir conocimientos vinculados a las habilidades cognitivas, habilidades procedimentales, a las actitudinales. Los resultados de aprendizaje son claves para orientar, medir, evaluar, valorar conocimiento, sobre todo desde el punto de vista del pensamiento complejo y habilidades cognitivas que acompañan a la producción de estos conocimientos”.

Retroalimentación oportuna

Para el especialista en evaluación, lo principal es la motivación.

“En la educación remota la actividad es de los estudiantes, no la del profesor, en este contexto ni siquiera debería llamarse profesor o docente, sino guía, tutor, facilitador de la experiencia formativa de los estudiantes, por lo tanto, hay que trasladar la responsabilidad hacia los estudiantes, porque tienen mucho más tiempo asincrónico que sincrónico desde el punto de vista de la interacción”, aseguró.

Según el investigador, la evaluación debe ser de proceso, durante las actividades y de esta forma cautelar la relación entre la evaluación de proceso, final o sumativa.

“Es clave la retroalimentación oportuna e informar sobre logros y avances parciales a la luz de los resultados de aprendizaje”, dijo.

Y agregó: “Es importante que la actividad se traslade a los estudiantes para que tengan más autonomía desde el punto de vista que es un proceso formativo y contribuye a la autorregulación de los aprendizajes, a generar curiosidad, creatividad, que también conlleva a promover la participación de los alumnos en la evaluación. Si queremos que sean más autónomos y que sea parte del sello de una carrera o institución, tenemos que generar actividades de evaluación y coevaluación que permitan generar reflexión y conciencia del aprendizaje”.

Respecto a los aprendizajes de los estudiantes, el Dr. Ríos aseguró que se deben abrir espacios y tiempos determinados para estos procesos de autoevaluación y coevaluación, así como informar de manera permanente la ruta de aprendizaje, evaluaciones, actividades evaluativas, momentos, instrumentos, intencionalidad, instancias formativas, sumativas, criterios, pautas, entre otros.

“La retroalimentación oportuna nos podría permitir mejorar nuestra practica evaluativa y dar mayor seguridad sobre lo que estamos evaluando es válido, confiable, que aquello que las y los alumnos generan es producto de sus aprendizajes, más que de otros factores”, concluyó.

Fuente: Daniel Ríos.

Cobertura: César Calquín. 

Redacción: Camila Vásquez  

Foto: Archivo