• Académicas y académicos del Departamento de Educación
  • Pedagogía en Educación General Básica
  • Magíster Mención en Currículum y Evaluación
  • Magíster Mención Gestión y Liderazgo Educacional
  • Programa de Formación de Profesores para la Enseñanza Técnico Profesional

Mg. Rosa Barrera da recomendaciones para optimizar la experiencia online: “Lo relevante es la voz que explica y el material que se trabaja”

clases Online confinamiento plataformas virtuales

  • La profesora del Magíster en Educación Mención en Currículum y Evaluación de nuestra Unidad, se refirió a los desafíos que existen en materia tecnológica, entregó consejos para una mejor conexión y destacó la labor de los y las profesoras en este inédito contexto de clases remotas.

Por César Calquín

Durante este tiempo de pandemia, que ha traído como consecuencia el confinamiento y la distancia social, algunas aplicaciones se han convertido en una buena alternativa para estar más cerca de nuestros seres queridos. También han permitido a los establecimientos educacionales y a los profesores intentar llevar las clases a los computadores y hogares de los estudiantes.

Es por ello que la profesora Rosa Barrera Capot, Magíster en Ciencias mención Computación por la Universidad de Chile, dio a conocer el funcionamiento de estas herramientas de videoconferencias y de las características que ofrecen cada una.

 “Las herramientas de videoconferencias, son en general las que más ancho y estabilidad de banda requieren en su uso, por lo que no solo depende del proveedor de la red, sino también de las características de la red del receptor”, señaló.

Asimismo, se refirió a dos de las herramientas más populares para trabajos remotos. “En cuanto al funcionamiento, Zoom y Meet son reconocidas por su buena imagen y sonido, además de ser intuitivas para su uso, lo cual se puede observar en la masificación que han tenido en el último tiempo en todo tipo de usuario. También son las que más se utilizan en procesos educativos, por la cantidad indefinida de usuarios que puede haber en ellas y los diferentes tipos de interacciones y acciones que permiten”, dijo la experta.

En el caso de estas herramientas, la académica señaló que, si bien cualquiera de ellas puede ser utilizada por usuarios inexpertos, se le puede sacar más partido para la realización de clases, potenciando algunas de sus características.

Algunas de ellas son: “Trabajo síncrono en grupo. Otra acción interesante es el anotador de la pizarra que se puede activar en cualquier momento que se estime, esto permite una interacción más fluida entre las partes; destaco el poder compartir una pizarra o un celular o un Ipad, lo que da flexibilidad y versatilidad de uso. Por otra parte, el uso de estas herramientas conlleva la utilización de material, especialmente preparado para esta modalidad de trabajo a distancia”.

Desafíos como sociedad en materia tecnológica

En cuanto a los desafíos que implica la aplicación de tecnología en los quehaceres de nuestra sociedad, la profesora Barrera los divide en dos miradas: una más técnica y la otra en el contexto del uso de tecnología en el proceso educativo.

“Desde la mirada técnica, hay cierta coincidencia en que los aspectos prioritarios serían protección de la privacidad y de datos, prevención de ataques cibernéticos, ética en comportamiento digital y fibra óptica a nivel nacional. Sólo así se podrá tener un acceso con equidad para todas y todos”, señaló.

“Desde la mirada educativa tenemos: Las competencias digitales de las y los docentes. Estos últimos deben tener una capacitación mínima que le permita utilizar herramientas tecnológicas en el proceso de enseñanza de aprendizaje; recursos de aprendizaje digitales. Las clases deben utilizar metodologías diferentes a las tradicionales, como trabajo en proyecto, metodologías activas, trabajo colaborativo, entre las más recomendadas”, agregó.

Consejos para optimizar el rendimiento de nuestras conexiones a internet

En esta materia, la profesora entregó algunas recomendaciones para sacarle el máximo de provecho a nuestras conexiones en las clases remotas: “Primero, como el video requiere banda ancha, sugiero apagarlo. Se puede prender al inicio para saludar y luego se ocupa el material preparado para la clase. En cuanto a la atención que presta el/la estudiante, se puede hacer preguntas focalizadas a algún asistente, trabajo en grupo, trabajo colaborativo u otras acciones. Lo relevante de la clase virtual es la voz que explica y el material que se trabaja con los estudiantes, por lo cual, la sugerencia es apagar el video mientras no sea necesario. También apelaría a la empatía de los y las profesores al no exigir encender el video de la herramienta a los estudiantes, pues discrimina entre los que tienen y los que no tienen la cámara”.

“El seguimiento del trabajo de los estudiantes se puede hacer por medio de herramientas colaborativas, que guardan historial y se puede ir revisando quién, cuándo y qué aportes se han realizado”, complementó.

Por último, la profesora indicó que “cuando un alumno no tenga micrófono, se puede suplir con explicaciones escritas del estudiante, o bien puede grabar en su celular su respuesta y enviarla por correo, en este tiempo de pandemia hay que facilitar al alumno que menos recursos tiene en su hogar.

Mejorar la experiencia online en la Universidad

En esta materia, la experta señaló que “sería interesante hacer una evaluación del proceso a un mes de iniciado este. Ya que, por este medio, el alumno está sentado mirando su computador toda una mañana o toda una tarde, sin descanso, y luego, tiene que seguir trabajando en el computador en tareas y/o actividades de cada una de las asignaturas, por lo cual, considero que hay que velar por la ‘salud computacional/mental’ de las y los estudiantes de nuestra Casa de Estudios”.

“Sería bueno que el Departamento de Deportes o de la actividad física, dieran algunos ‘tips’ para alumnos de secuencias de dos o tres minutos para aliviar el estrés de estar largos periodos de tiempo frente al computador”, recomendó la experta.

Para finalizar, la profesora Barrera destacó el trabajo de las y los profesoras de nuestra Universidad, ya que “la gran mayoría no había realizado antes clases en esta modalidad y no es fácil cambiar de paradigma y hablar a un ‘computador’ en el cual no se puede palpar el pulso de la clase, por lo cual su desafío es doble, poniendo lo mejor de sí en este proceso de aprendizaje continuo para todas y todos”.

Fuente: Rosa Barrera Capot

Entrevista: César Calquín

Redacción: César Calquín.

Foto: Archivo Comunicaciones