• Académicas y académicos del Departamento de Educación
  • Pedagogía en Educación General Básica
  • Magíster Mención en Currículum y Evaluación
  • Magíster Mención Gestión y Liderazgo Educacional
  • Programa de Formación de Profesores para la Enseñanza Técnico Profesional

Expertos del Departamento de Educación cuestionan decisión del Ministerio de Educación de aplicar el Simce: “No es sensato”.

informe simce 320x190

  • El Dr. Daniel Ríos y Dr. Jaime Retamal señalaron que no es una buena idea aplicar esta medición, considerando el delicado momento que vive el país en materia de salud y llaman a redestinar esos recursos para la lucha contra el Covid-19.

Por César Calquín

El Ministerio de Educación decidió aplicar la prueba Simce para los y las estudiantes de 4° y 6° básico y II medio, pero en esta oportunidad solo tendrá carácter de diagnóstico. Esta medición se aplicará, en primera instancia, a finales del año académico, según evolucione la situación del Covid-19, en una fecha a determinar por la Agencia Nacional de Educación.

La cartera confirmó la realización de esta evaluación ante la negativa de la Mesa Social Covid-19, que argumentó que se requieren herramientas evaluativas que entreguen información en tiempo real y contextualizadas.

Además, señalaron que un Simce de diagnóstico genera información tardía, por los ritmos de procesamiento y estandarizada.

Debe postergarse

Misma opinión tienen los académicos del Departamento de Educación, Dr. Jaime Retamal y Dr. Daniel Ríos, quienes sostienen que no es un buen momento para pensar en el Simce, ya que lo primero es redestinar esos recursos para apoyar a las instituciones educativas y las familias de los estudiantes.

“Se trata de recursos que están ahí disponibles, pero que no debiesen ser utilizados para un estéril Simce y completamente fuera de contexto. Esos recursos debemos trasladarlos para colaborar con las familias y para apoyar a las instituciones educativas que a pesar de esta crisis han seguido sosteniendo los procesos educativos”, señaló el Dr. Retamal.

Y agregó que “la gran cantidad de recursos presupuestarios que el Simce requiere para su funcionamiento debiesen ser orientados, en el contexto de la pandemia, para fortalecer el financiamiento que el sistema requiere excepcionalmente para seguir funcionando de manera virtual desde la edad preescolar hasta nuestros universitarios”.

Una opinión similar tiene el profesor Daniel Ríos, que afirmó que le parece “insensato tomar la decisión de aplicar el Simce con intencionalidad diagnóstica, porque hay una incerteza muy grande que tiene que ver con la crisis sanitaria y cuidar la vida de las personas",dijo.

"Además, no sabemos cuándo van a volver los estudiantes a clases y en ese sentido el Ministerio ha mostrado un zigzagueo constante en el sentido que ha colocado fechas que no se han cumplido. Esto se vuelve complejo; que el Mineduc no tenga fecha de retorno a clases, pero que sí tenga la certeza para tomar la decisión de hacer el Simce, a pesar de la sugerencia que hicieron los expertos a los que recurrió el Ministerio, añadió.

Por otra parte, el Dr. Retamal critica el impacto que tiene esta evaluación y lo calificó como “un instrumento controversial, de impacto casi nulo en los aprendizajes, mal valorado por el mundo intelectual de la educación, desprestigiado debido a su inoperancia por el cuerpo de profesores, utilizado para prácticas sistémicas de castigo a establecimientos, que mal predice la trayectoria educativa de los estudiantes y que sólo es mal gastar recursos que hoy, en un contexto de crisis sanitaria, debiesen ser destinados para apoyar a las familias, jardines, escuelas, liceos y universidades del país”.

Mientras que la preocupación del Dr. Ríos radica en los contenidos priorizados que está trabajando el Ministerio y que debieran estar incluidos en este Simce diagnóstico.

"Se toma una decisión no habiendo claridad sobre el currículum priorizado sobre el cual se va a evaluar. Solo existe la intención, pero no tenemos los objetivos que se van a considerar en esta medición. No sabemos qué tipo de habilidades van a ser consideradas en este currículum priorizado que porque son esenciales durante este año. Los profesores tampoco saben, entonces se están tomando decisiones", reflexionó.

Asimismo, cuestionó la realización de esta medición, atribuyéndola a presiones por parte de terceros involucrados: “No sé a quién está respondiendo el Mineduc respecto a la aplicación de las pruebas, se podría pensar que la inversión es mucha. Estos recursos para tomar el Simce podrían redestinarse a temas de salud, que es más prioritario. Hay una situación compleja, porque existe mucha tozudez para aplicarla”.

A su vez, el profesor Retamal invitó a las autoridades a entregar mensajes al sistema escolar, que vayan en la línea de equilibrar las tensiones y no de producirlas, en el sentido de colaborar en disminuir el stress al que ya está sometido el sistema que, a pesar del contexto “ha seguido manteniendo en pie los procesos educativos, los vínculos institucionales, la experiencia escolar y la gestión de los todos los recursos, la vida académica y el sentido de esperanza ante las medidas extraordinarias de suspensión de todas las actividades sociales. En ese sentido, el planteamiento de continuar, sí o sí con el Simce, debiese ser repensado, reflexionado y puesto entre paréntesis. El sistema no necesita que sus propias autoridades no colaboren con declaraciones desequilibradas, apresuradas o ansiosas”.

Fuente: Jaime Retamal - Daniel Ríos

Entrevistas: Camila Vásquez - César Calquín

Redacción: César Calquín. 

Foto: Ministerio de Educación.