• Académicas y académicos del Departamento de Educación
  • Pedagogía en Educación General Básica
  • Magíster Mención en Currículum y Evaluación
  • Magíster Mención Gestión y Liderazgo Educacional
  • Programa de Formación de Profesores para la Enseñanza Técnico Profesional

Fabián Fernández, primer egresado de PEGB en ser profesor de la carrera: “Gracias a la actualización de la malla curricular pude transitar desde la crítica a la acción”

Fabián Fernández

  • Fundamentos de la enseñanza de la lengua en la escuela básica es el nombre de la cátedra que imparte el especialista en metodología Montessori en la carrera Educación General Básica de nuestra unidad, proponiendo y desarrollando una asignatura que se encuentra a la vanguardia respecto a lo planteado por las neurociencias en el ámbito de la educación. El profesor reflexionó acerca de las clases online y el retorno a las aulas.

Por Camila Vásquez

Fabián Fernández (30) volvió a su alma máter a dictar clases en la carrera que lo formó: Pedagogía en Educación General Básica del Departamento de Educación. Es especialista en la metodología Montessori y, en sus palabras, ha sido un desafío “súper gratificante y que ha significado poner en acción todos los conocimientos y habilidades para realizar una labor de manera contextualizada y aplicable al mundo de la escuela”.

Para Fernández, ser exalumno de la carrera le permite visualizar la otra cara de la moneda que, a veces, como estudiante no se visibiliza. “En ese sentido, la Usach me formó como una persona crítica y reflexiva; entonces, siempre tuve algunos reparos en la formación que recibí. Junto con ser una oportunidad de desarrollo, también ha significado retribuir a mi alma mater las herramientas que me entregó para llegar a ser el profesional que soy”, contó.

Respecto a la actualización de la malla curricular de la carrera, asegura que le permitió “transitar desde la crítica a la acción proponiendo y desarrollando una asignatura que se encuentra a la vanguardia respecto a lo planteado por las neurociencias en el ámbito de la educación, a la forma en la que el ser humano adquiere la lengua y al aporte de diferentes enfoques educativos alternativos en la reflexión del para qué educar”.

Primer semestre online: dinámico y reflexivo

conocimiento abierto EUyTLa pandemia ocasionada por el Covid-19 obligó a las instituciones de educación superior a comenzar el semestre a través de la modalidad online, pese a ello, Fabián ha calificado la recepción como “excelente”.

“Es difícil comenzar un proceso de enseñanza y aprendizaje con estudiantes que no conoces de manera presencial, porque es difícil acceder a los esquemas cognitivos previos útiles para lograr un aprendizaje significativo, pero las clases que hemos realizado han sido sumamente dinámicas y llenas de reflexión”, aseguró.

Y agregó: “Las clases online han significado una instancia de aprendizaje y de ir descubriendo las diferentes opciones que brinda este tipo de enseñanza. Uno de los objetivos de la planificación de la asignatura es que los estudiantes se familiaricen con diferentes rituales y presentaciones para el desarrollo de la lengua desde el enfoque Montessori; entonces, ha sido un desafío adaptar ciertas actividades prácticas para que los futuros profesores y profesoras igualmente vivencien estos aprendizajes”.

Para Fabián fue muy importante compartir su experiencia como exalumno de la carrera, así como también contar su relación con en el mundo de la escuela donde trabajó por tres años como editor encargado de la elaboración de textos escolares. “Se dio una reflexión súper rica en torno a la labor del profesor fuera del mundo de la escuela. Es una carrera que abre puertas para trabajar en cualquier área relacionada a la a la formación de niños y niñas”, contó.

Retorno a clases tras la pandemia

Desde su mirada como especialista de la metodología Montessori, existen dos conceptos muy bellos, como él califica, que se ponen en práctica: "autonomía" y "escuela como espacio amoroso".

“Respecto a la autonomía, la forma en la que se está haciendo educación en la crisis sanitaria actual ha dejado en evidencia que, en general, los niños y niñas no poseen las habilidades necesarias para realizar un trabajo independiente y, bajo este escenario, aumentan los niveles de estrés de los padres al tener que tomar un rol de "educadores", dijo.

Respecto al retorno a clases presenciales, el profesor Fernández, asegura que la escuela tiene un desafío y una responsabilidad que ayudaría a enfrentar las consecuencias de una paralización de actividades en educación. “En este sentido, el enfoque Montessori realiza un trabajo espectacular respecto a la autonomía y al desarrollo de funciones ejecutivas; entonces, los niños y niñas son capaces de planificar el trabajo en función del tiempo disponible, de mantener periodos de atención constantes y de ser flexibles en la búsqueda de respuestas a distintos desafíos”.

Y añadió: “Otro desafío del que la escuela debiera hacerse cargo una vez se retomen las clases presenciales se vincula con la "escuela como espacio amoroso". Montessori promueve una educación socioemocional que permite a los niños y niñas desarrollarse de manera integral. Por ejemplo, nuestros estudiantes son capaces de autorregular sus emociones y verbalizar lo que sienten ya que la comunidad educativa actúa como un lugar en el que se valora la diversidad y se validan los diferentes estados anímicos. Por lo tanto, cuando se retomen las clases, una de las prioridades de la escuela será brindar un espacio de amor y de contención”.

Repitencia y educación Montessori

sitio del montessori vector con los desperdicios escuela primaria las manchas blancas negras de la pintura guardería para niños 137955737En cuanto a una nivelación efectiva de contenidos tras retomar las clases presenciales, el profesor precisa en que se debiera propender a la selección de aquellas habilidades imprescindibles para el aprendizaje de diferentes contenidos, ya que “hacer esto aseguraría una mitigación de las consecuencias de la paralización de actividades debido a la crisis sanitaria actual”.

Frente a la propuesta de la Mesa Social Covid-19 que plantea que este año no haya alumnos repitentes, Fernández reflexionó sobre este fenómeno en el sistema educacional actual.

En el colegio Montessori en el que trabajo, los niños y niñas no están familiarizados con el concepto de "nota" hasta 7° básico y el porcentaje de repitencia es casi nulo. Desde ahí, es sumamente importante el quehacer docente en lo que respecta a la observación y al seguimiento pedagógico que se realiza a cada estudiante”, dijo.

Y finalizó: “Sé que muchas veces los profesores y profesoras no cuentan con el tiempo suficiente para llevar a cabo un efectivo y personalizado proceso de retroalimentación y, así, asegurarse de que todos los niños y niñas aprendan lo estipulado en las bases curriculares para un determinado curso pero, si el objetivo es lograr una nivelación de contenidos, debieran existir este tipo de instancias formativas”.

Fuente: Fabián Fernández. 

Entrevista: Camila Vásquez. 

Redacción: Camila Vásquez. 

Foto: Fabián Fernández.