Departamento de Educación trabaja con fundación que colabora con Sename en la reinserción educativa de niños/as y adolescentes

Proyecto

Por César Calquín 

Desde el mes de junio nuestra Unidad está realizando talleres para profesionales que trabajan con jóvenes en riesgo social de las comunas de Cerro Navia, Renca, Ñuñoa y Estación Central con el objetivo de lograr la reinserción escolar de niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ).

La Fundación CREA Equidad, colaboradora del Sename, tomó contacto con el Departamento de Educación para realizar un trabajo en conjunto entre ambas institucionescon la finalidad de fortalecer un abordaje pedagógico más pertinente a las características y necesidades de los NNAJ, de manera de garantizar el derecho a la educación, específicamente acompañar la reinserción escolar o disminuir la fragilidad educativa de aquellos están a punto de desertar del sistema escolar y que en muchas situaciones han tenido experiencias de vulneración de derechos y conflictos con la justicia.

Además, brinda asesoría sistemática a la labor desarrollada por los y las docentes que se desempeñan en los programas ASE y PDE de Crea Equidad, mediante mesas de trabajo con participación de docentes de la universidad y expertos en el área.

En este escenario es relevante para el Departamento esta red de colaboración, que tiene el nombre de Asesoría sistemática a la labor desarrolladas por los profesionales que trabajan en programas PDE (Programa de Protección Especializada en Restricción Educativa) y ASE (Programa de Apoyo Socio Educativo) y en ella participan los académicos Jaime Retamal, Constanza Herrera, Cécil Araneda, Claudia Córdoba y Sylvia Contreras, con el apoyo del estudiante de Pedagogía en Catellano, Carlo-Andre Castro.

Reinserción escolar

Para tales efectos, la colaboración que prestará nuestra Unidad es la de capacitar a las y los profesores y profesionales que trabajan con NNAJ, mediando una co-construcción de saberes y conocimientos respecto a las prácticas y saberes pedagógicos, levantando necesidades que tienen en el ámbito de la formación, así como de herramientas para afrontar el proceso educativo con los involucrados, mediante talleres en donde se desarrolla cada programa para asegurar un carácter más situado de la asesoría.

La Dra. Sylvia Contreras Salinas comentó que “para el Departamento de Educación es una buena posibilidad generar este vínculo, porque no tenemos experticia ni conocimiento en este ámbito educativo, generando una deuda en nuestro trabajo, en el sentido de avanzar en la formación inicial y promover un diálogo permanente entre el currículo y el objetivo de una educación de calidad, siendo esto posible a partir de la reflexión que ligue “qué se enseña” y “para qué se enseña”.

Y agregó: “para mantener el interés de los NNAJ en el sistema escolar y disminuir las situación que remiten a la desescolarización, ya que son las escuelas las que empujan a los NNAJ a desertar del sistema escolar, los/as profesores que estamos formando requieren avanzar en herramientas para evitar la deserción. Además, debemos entregar una oferta más diversificada a los estudiantes en formación y que las escuelas formales no solo sean su centro de prácticas o laboral, sino que tener otras opciones de prácticas y laborales, como una forma de contribuir en una alternativa educativa con un estatus distinto a la educación formal, participativa, horizontal, respetuosa de los derechos de los NNAJ, basada en una pedagogía que dialoga con sus necesidades e intereses y que por distintos motivos y causas, han sido alejados del sistema educativo tradicional”.

Para la académica es una buena oportunidad para diversificar y fortalecer algunas incitativas de formación e investigación. “Las capacitaciones serán, la primera es abordará el tema de la fragilidad educativa, la segunda sobre cómo construir estudios de caso y la tercera sobre otras pedagogías. Por otra parte, se estudia la opción de realizar un seminario para sistematizar los resultados de esta actividad”, precisó.

Esta colaboración con la Fundación Crea Equidad permite “avanzar hacia otras ofertas de formación. Se pensaba en la opción de crear diplomados para personas que trabajan en estos contextos, quizás sacar una carrera especial que esté relacionada con pedagogía social, porque no es menor la cantidad de estudiantes, de jóvenes que están en estos circuitos”, señaló la Dra. Contreras y agregó: “la fundación nos propuso un trabajo de diálogo para compartir sus saberes, mediante toda su experiencia acumulada y nosotros compartimos con ellos nuestra experiencia pedagógica”.

Experiencia enriquecedora

El profesor Cécil Araneda, Coordinador de las Prácticas Profesionales de la carrera de Educación General Básica de nuestra Unidad y uno de los participantes de esta actividad, comentó su experiencia: “es muy interesante porque es un ámbito pedagógico en que no había trabajado anteriormente. Conocer la labor de profesionales que deciden dedicarse a atender a niños, niñas y jóvenes que necesitan volver a creer en sí mismos y seguir aprendiendo es muy esperanzador. Espero que podamos aportar a su tarea. También pienso que trabajar en equipo como docentes del Departamento de Educación nos hace muy bien a nivel personal y profesional. Para mí resulta muy enriquecedor y es una instancia de aprendizaje que agradezco".

Por su parte, el estudiante de Pedagogía en Castellano Carlo-André Castro, quien trabaja como apoyo y en la parte de gestión de estos talleres, señaló que “me llegó la invitación de la profesora Sylvia Contreras a través de un profesor que le comentó sobre mí y apenas me comentaron mi interés fue total. No lo pensé dos veces, porque es algo que muchas veces no se considera, y para mí como futuro profesor es muy relevante ser consciente de que estos espacios existen, de que en estos espacios se puede trabajar y que ojalá en algún punto estar preparados lo mejor posible”.

“Es relevante, considerando que en el año 2014 existían en Chile, aproximadamente 126 mil jóvenes se encontraban fuera del sistema escolar, hecho que en sí mismo significa una vulneración a sus derechos, impactando en la igualdad de oportunidades que todo NNAJ. Por lo que demanda un cambio que debe partir por lxs docentes , por su manera de pensar los procesos educativos, a la infancia y juventud y a sí mismx, en tanto actor de la enseñanza y responsable del aprendizaje”, concluyó la académica Cointreras.