Dr. Daniel Ríos expone en Rumanía resultados de la Sistematización de proyecto de Formación Ciudadana

foto Daniel Ríos Amse 2018

Por César Calquín

En la ocasión, el académico y director del Magíster en Educación de nuestro Departamento, presentó los principales resultados de la sistematización del Proyecto de Innovación Pedagógica en Formación Ciudadana, cuya dirección estuvo bajo su cargo. Esta fue una labor tripartita entre esta unidad, el Ministerio de Educación y 10 escuelas de Quinta Normal y Maipú, que se desarrolló durante los años 2016 y 2017 y cuya finalidad fue la de diseñar, implementar y evaluar experiencias educativas orientadas al fortalecimiento transversal y disciplinar de los aprendizajes ciudadanos en el aula. En este proyecto participaron también los profesores Jaime Retamal, Catherine Flores, David Herrera y Elisa Araya.

“Esta innovación educativa incorporó la participación de estudiantes de 5° año de primaria, de 10 escuelas municipales con vulnerabilidad social. El proyecto se focalizó en la co-construcción de diseños curriculares de aula y estrategias didácticas a partir de la colaboración entre profesores de asignaturas de las diferentes escuelas participantes y académicos de la Universidad” señaló el académico.

La actividad académica se desarrolló entre los días cuatro y siete de junio en el marco del Congreso Amse-Amce Waer 2018, celebrado en la Universidad “Stefan cel Mare” de Suceava, Rumanía.

Resultados de la investigación

Esta experiencia educativa arrojó los siguientes resultados:

Los diseños para las tres asignaturas involucradas incorporan dinámicas de enseñanza-aprendizaje que apelan al desarrollo transversal de los aprendizajes ciudadanos, de acuerdo a las propuestas curriculares propuestas por el Ministerio de Educación.

Por otra parte, los diseños presentados permiten favorecer el aprendizaje ciudadano en la escuela, por medio del aprendizaje colaborativo, la construcción de conocimiento ciudadano, la generación de ejemplos cotidianos con la utilización de recursos audiovisuales, textos, estudios de casos, imágenes cotidianas y la identidad comunal.

Un tercer punto a destacar en esta experiencia educativa es que, en la implementación, las actividades favorecen el desarrollo integral de la dimensión cognitiva, procedimental, actitudinal y de convivencia social que apunta el nuevo paradigma de la formación ciudadana.

Mientras que, en Lenguaje y Comunicación, la creación de textos y su posterior discusión sobre derechos y deberes ciudadanos, la aplicación de juegos de “mesa” sobre la relación de estas temáticas y la apropiación del espacio local como una fuente constitutiva de identidad y diversidad, potenciaron la perspectiva de aprendizaje ciudadano.

Por otra parte, para las asignaturas de Historia, Geografía y Ciencias Sociales se realizaron actividades focalizadas a la creación y comunicación de experiencias personales asociadas a la ciudadanía que viven los estudiantes cotidianamente, lo que posibilitó avanzar en la aplicación, reflexión e integración de las miradas que poseen los estudiantes sobre la ciudadanía y su rol en la sociedad.

Para finalizar, en el caso de Educación Física y Salud, se destaca la incorporación sistemática de la construcción de reglas de juego deportivo, el trabajo colaborativo entre los alumnos para resolver problemáticas asociadas a estas acciones como son los “círculos de la ciudadanía”, para reflexionar sobre los problemas surgidos en el juego y como resolverlos, conducen a enriquecer esta nueva mirada.

El Dr. Ríos finaliza planteando que, tras los resultados de esta experiencia, que “desde esta nueva perspectiva de vivenciar la ciudadanía, en estudiantes de sectores vulnerables, permite visibilizar una articulación desde el aula a la sociedad para fortalecer la democracia y los derechos humanos, a partir de propuestas de innovación pedagógica que la incorporan desde lo curricular para su ejecución práctica y efectiva en la escuela”.