Facultad de Humanidades y Departamento de Educación impulsan propuesta sobre perspectiva de género en proyecto educativo para nuestro Plantel

DSCN1003

Por Camila Vásquez 

El objetivo es sugerir una serie de dispositivos para enfrentar el desafío de contribuir a una igualdad y equidad de género desde la perspectiva de una educación inclusiva e intercultural. Bajo ese contexto, la Facultad de Humanidades y el Departamento de Educación, en alianza con la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, conformaron un equipo de expertos para armar una propuesta de formación, tanto para administrativos, académicos y estudiantes.

El director del Departamento de Educación, Dr. Saúl Contreras, indicó que la unidad definió desde un principio incorporar los temas de diversidad e inclusión dentro de sus distintas propuestas y lineamientos estratégicos.

“Se decidió junto con la Facultad de Humanidades conformar un equipo de trabajo a través de la propuestas del Departamento de Educación para ofrecer una alternativa de formación para estos tres niveles, las que permitirán desarrollar habilidades para incorporar estos elementos en el trabajo diario con estudiantes y también asegurar espacios de la trayectoria formativa en las distintas carreras de la FAHU, razón por la que hemos incorporado a especialistas en el tema”, aseguró el Dr. Contreras.

La propuesta también pretende convertirse en una referencia o modelo de una educación que aborde la violencia de género desde una perspectiva interseccional para que atienda a otras variables que configuran inequidades.

Es de esta forma como lo explicó la Dra. Sylvia Contreras, experta en interculturalidad, migración y diversidad de género: “La igualdad y las relaciones no violentas son posible si asumimos que adoptan diversas y múltiples formas de acuerdo a la especificidad en que se constituyen. Que en relación a nuestra universidad implica atender la especificidad de los tres estamentos en cada de las diferentes unidades que conforman la universidad. La idea es no adoptar una mirada fragmentada ni homogénea, sino más bien es atender a los distintos matices y formas acorde a contextos muy determinados. La violencia de género se plasma y se materializa de manera distinta, para eso es necesario reconocer esta diversidad para proponer orientaciones formativas pertinentes”.

Y agregó: “Una propuesta de formación para académicos y académicas no solo es para que tengan profundo conocimiento de la violencia de género, sino cómo ello proporciona elementos y habilidades para abordarla dentro de sus propias asignaturas dentro de la formación de pregrado o postgrado y que tampoco sea un módulo especial, sino que esté presente en todas las asignaturas y programaciones que tengan los docentes”.

De la misma manera lo planteó la profesora Lorena López, quien agregó: “estimamos que es el espacio del aula un lugar propicio para reconocer esas diferencias, puesto que convergen profesores y estudiantes centrados en objetivos curriculares predeterminados”.

Equipo multidisciplinario

Este equipo también estaría conformado por miembros del vicedecanato del Plantel para que esta propuesta sea ofrecida a otras facultades o unidades que se quieran incorporar.

En cuanto a los cursos, el director del Departamento de Educación, precisó en la importancia de atender las necesidades de las y los estudiantes desde una perspectiva fundamentada, reflexionada, de consenso y que no se traduzca solo en la instalación de cursos.

“Las modalidades de formación tienen que emerger de las necesidades de los distintos niveles, con distintas propuestas, , por lo tanto, es una obligación de la institución proveer de los espacios y modalidades formativas para que incorporemos una perspectiva que es completamente nueva en el marco de que hemos sido formados, lo que implica un cambio cultural”, explicó.

Y añadió: “Nuestro rol como unidad académica nos demanda a una propuesta pensada con una fuerte base y eso implica necesariamente contar con los mejores expertos en el área, porque de esta forma contaremos con una propuesta pertinente, coherente, con sentido y con la cual nos identifiquemos”.

Asimismo, precisó la profesora Sylvia Contreras, al referirse a la importancia de recoger los sustentos más potentes para esta propuesta, ya que para que se materialice tiene que ser muy dialógica. “Es fundamental ver todas las complejidades y diversidades dentro de la problemática para que todos los estamentos se sientan identificados de alguna manera, porque son muy diversos y asumir esa diversidad en una propuesta no es simple, por lo que se requiere la articulación con otras unidades”, explicó.

“La iniciativa es una respuesta a una falta que tuvimos y que tenemos que asumir. No podemos quitarle el valor del movimiento de las estudiantes porque como son nuevas generaciones están mucho más frescas y tienen una vitalidad que hemos ido perdiendo. Entonces tenemos que recoger esa demanda, porque tenemos más elementos con los que podemos trabajar”, aseguró la profesora Sylvia Contreras.

Por último, el Director de la Unidad, destacó el compromiso de sus académicas y académicos por proponer y fortalecer esta iniciativa, para que emerja una propuesta del departamento de educación, unidad que forma profesores, para la comunidad USACH.