• proyecto formacion ciudadana
  • concurso 2017
  • magister educacion
  • diplomados educacion
  • Departamento de Educación lanza segunda versión de Fondos de Apoyo a la Investigación

Director de nuestra unidad recibe reconocimiento del CNED por proyecto para establecimientos TP

administradores liceos1

Por Camila Vásquez

El Consejo Nacional de Educación apoyó financieramente a seis proyectos de un total de 106 que se presentaron a la duodécima Convocatoria de Investigación en Educación. Uno de ellos es la investigación para la educación técnica profesional de nivel medio, “Hábitos de vida saludable como indicador de desarrollo personal y social: Discursos y prácticas en colegios de la Región Metropolitana”, liderado por el académico de la Facultad Tecnológica de nuestra Casa de Estudios, Dr. Jorge Torres y el director del Departamento de Educación, Dr. Saúl Contreras.

El pasado 3 de enero, el Dr. Contreras fue invitado a la ceremonia de premiación de la convocatoria del CNED 2017, cuya línea de trabajo se orientó a apoyar la conducción de investigación, crear redes de colaboración y difundir los productos que emanen de estas instancias, como una manera de apoyar la generación de conocimiento sobre el sistema educacional chileno y, por ende, la discusión pública en estas materias.

“En la reunión destacaron a los seis proyectos seleccionados. Nos felicitaron por la calidad de los proyectos y manifestaron su optimismo por los excelentes resultados que tendrán”, aseguró Contreras.

El desarrollo del proyecto, además, implica una publicación en la revista del Consejo Nacional de Educación, con indexación Scielo.

Calidad de vida en los establecimientos educacionales

El trabajo se deriva de un proyecto Dicyt Asociativo y se relaciona con los resultados de distintas investigaciones presentadas junto al equipo que ha liderado el trabajo con los liceos técnicos profesionales de la Universidad de Santiago.                                                                                         

El proyecto “Hábitos de vida saludable como indicador de desarrollo personal y social: Discursos y prácticas en colegios de la Región Metropolitana”, ha sido posible, entre otros motivos, gracias a la mirada más amplia, sobre la calidad educativa, desarrollada a partir de la implementación de la Norma ISO en los colegios de enseñanza media técnico-profesional (EMTP).

“Hemos incorporado una temática nueva que se encuentra en las bases curriculares de primero, segundo, tercero y cuarto medio, donde se incorpora de manera transversal el tema de los hábitos de vida saludable. La idea es detectar, describir y recoger información de cómo los profesores diseñan e implementan y cuáles con los tipos de actividades que se relacionan con la vida saludable en los establecimientos técnicos profesionales, seleccionados por un similar nivel socioeconómico, específicamente de nivel medio bajo, con distinto puntaje en el IDPS (Hábitos de Vida Saludable)”, explicó.

Y agregó: “Nos planteamos esto porque existe una preocupación a nivel de distintas organizaciones internacionales de cómo se están llevando los temas de vida saludable, la alimentación, el cuidado, la higiene, aspecto que tienen que ver con otra componente importante del desarrollo, el personal. Esto en el entendido de que cómo la instituciones promueven la calidad de vida dentro de los establecimientos”.

Para el académico es fundamental plantear como elemento central si existen mecanismos que se instalen en los establecimientos de primaria y secundaria, respecto de la promoción hábitos de vida saludable y si éstos son considerados dentro de los diseños e implementación de las actividades.

“En los meses de trabajo que durará el proyecto se generará una batería de instrumentos que puedan aplicarse a otros establecimientos, con el objetivo de generar un proyecto consistente en cuanto a prácticas y dispositivos”, concluyó.

Los proyectos fueron evaluados por profesionales de la Secretaria Técnica del CNED, para luego pasar a una subcomisión de consejeros, quienes evaluaron considerando la pertinencia del tema, coherencia interna y factibilidad de ejecución, entre otros, para finalmente elegir seis iniciativas de investigación.

De los seis proyectos seleccionados, tres de ellos corresponden al ámbito de educación escolar y tres a educación superior.