Daniel Ríos expuso en España sobre innovaciones educativas realizadas por estudiantes de educación básica de la U. de Santiago

12internet b

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Marco Fajardo

Fue en el V Congreso Internacional de Investigación e Innovación en Educación Infantil y Primaria, realizado en Murcia en octubre pasado, donde el académico del Departamento de Educación y director del Magíster en Educación presentó un trabajo realizado junto a la profesora Catherine Flores, jefa de carrera de Educación General Básica.

"Los hallazgos que muestra este estudio hacen pensar sobre la importancia de formar a los futuros educadores profesionales en aspectos teóricos y prácticos de la innovación educativa", señalan los autores.

Contexto

La carrera de educación básica de la Universidad de Santiago de Chile incluyó a partir de 2007 una asignatura denominada Elaboración de Proyectos de Innovación, con el objetivo de generar los conocimientos y las habilidades de innovación de sus estudiantes.

Esto en el contexto de que, desde inicios de la década de los 90, en el marco de una descentralización curricular y pedagógica creciente, las políticas públicas en educación en Chile han buscado mejorar la calidad y equidad de los aprendizajes de los estudiantes, donde los profesores, y por ende la formación docente, juegan un papel clave. 

En este caso, se realizó un estudio cualitativo, de carácter descriptivo e interpretativo. Los participantes estudiantes de la carrera de Pedagogía de Educación General Básica quienes realizaron innovaciones educativas para titularse como profesoras.

En su ponencia, el profesor Ríos presentó las principales valoraciones que las participantes de este estudio generaron a partir de la formación recibida sobre los aspectos teóricos y prácticos de la innovación educativa, como estrategia para mejorar la formación escolar de los estudiantes.

Discusión y conclusiones

En su conclusión, el resumen ejecutivo señala que "diferentes modelos de eficacia escolar muestran que el rol y las funciones que cumplen los profesores son claves para mejorar los aprendizajes de los estudiantes".

"Este factor de calidad es esencial si se desea que los estudiantes cumplan con los objetivos del currículum escolar chileno respecto a los conocimientos, habilidades y actitudes que deben desarrollar como producto de su experiencia escolar".

Para los investigadores, en las instituciones de formación de profesores, se toma cada día mayor conciencia sobre este hecho y en muchas de ellas se realizan renovaciones o ajustes curriculares que buscan hacer más relevante y pertinente la formación de pregrado de los futuros docentes.

Finalmente, aseguran que un desafío central que tendrán estos profesores es la inevitable tensión con sus propias rutinas escolares, las que al dejar de resolver los problemas que se les presenten, les abrirán espacios para procesos de transformación, cuya base teórica y práctica debieran ser las innovaciones educativas, a partir de la observación y reflexión de su propia realidad escolar.